Oficina de Turismo

Calle Constitución, nº 13 (P.Baja)
C.P. 13370 Calzada de Calatrava
CIUDAD REAL (ESPAÑA)

TLF: (+34) 926 26 21 20
FAX: (+34) 926 26 21 20

Paisajes de Calzada

P3081078.JPG

Dirección y Contacto

Plaza de España, nº 1
13370 CALZADA DE CALATRAVA
Ciudad Real (España)
Tel.: (+34) 926 875 001
Fax: (+34) 926 875 110

Pregón 1997 PDF Imprimir E-mail
Jueves, 04 de Junio de 2009
Baldomero Fernández Gómez.

Con el permiso del Señor Alcalde-Presidente, Hermanos Mayores de las distintas Cofradías, autoridades eclesiásticas y militares, querido público en general, muy buenas noches.

Para mí es un gran honor estar aquí esta noche para pronunciar el pregón de NUESTRA SEMANA GRANDE de 1997.

Ya en las "RELACIONES DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA" ordenadas por Felipe II se dice que
...completo el testimonio de los expertos convocados por el Ayuntamiento de la villa el día 23 de diciembre de 1575, dieron cabal cumplimiento a la orden de Felipe II, cuyo encabezamiento era el siguiente:

"...hállase este pueblo situado sobre la calzada o camino que unía a Córdoba con Toledo, y el que tantas veces repasaron las tribus africanas en sus diferentes invasiones y las huestes cristianas al hacer la conquista de Andalucía".

Al fijar el Comendador Mayor, Don Martín Martínez, un Convento enfrente del vecino castillo de Salvatierra, determinó el origen, y fundación de este pueblo. El susodicho Convento fundado es el SACRO CONVENTO-CASTILLO DE CALATRAVA LA NUEVA. Por lo tanto, el motivo principal de la fundación de Calzada de Calatrava radica en el aprovisionamiento de víveres y mercancías fomentado de manera especial por los maestres.

En este pueb1o se creó una Hospedería para el descanso de los viajeros y otra para la Orden; se construyó una Orden de Enfermería sostenida con esmero, a la cual el capítulo General de 1558 la dotó de Capilla. En el año 1575 ya contaba el pueblo con 2.800 habitantes; en 1.652, 3.200; en l.754, 4.000; en l.768, 4.423 y en 1.787 bajó a 3.617; en 1.829 subió a 6.805; y por Real Orden del 22 de enero de 1.895 se le concedió a este pueblo el título de Ciudad. Y ésta es la copia de los antecedentes que existen en el archivo de aquella fecha.
ACTA
Acuerdo del Ayuntamiento Pleno de 27 de enero de 1.895 (folios 60 y 61 del libro de actas de 1894-1896).
"TITULO DE CIUDAD. Acto seguido manifestó el Sr. Presidente:
Que, por correo ordinario que acababa de llegar, recibía una Real Orden del Excmo. Sr. Ministro de la Gobernación, fecha veintidós del mes actual transcribiendo el Real Decreto que literalmente copiado dice así:
"Queriendo dar una prueba de mi Real aprecio a la villa de Calzada de Calatrava, provincia de Ciudad Real, por el aumento de su población, y progreso de su agricultura; en nombre de Mi Augusto Hijo el Rey D. Alfonso XIII, y como Reina Regente del Reino, vengo en conceder a la expresada villa el título de CIUDAD. Dado en palacio a veintidós de enero de mil ochocientos noventa y cinco. MARIA CRISTINA. El Ministro de la Gobernación, Trinitario Ruiz y Capdepón ".

Cuyo fausto acontecimiento se apresuraba a poner en conocimiento de la Corporación Municipal para su satisfacción y demás efectos consiguientes. Enterado el Ayuntamiento de la señalada distinción con que S.M. la Reina Regente (q.D.g.) se ha dignado honrar a esta población concediéndole el título de Ciudad, cuyo grato acontecimiento tanto enaltece y lisonjea a estos habitantes y por el cual el Ayuntamiento en su nombre queda altamente reconocido; y enterado también de que el preinserto Real Decreto se transcribe por el Sr. Gobernador Civil en superior orden de veintidós del mes actual, y se halla inserta en la "Gaceta de Madrid" del día de ayer, Número veintiséis habida la oportuna discusión, se acordó en votación unánime: Que tan fausto acontecimiento se participe inmediatamente al vecindario por repique general de campanas, disparo de cohetes y por medio de bando que se publicará a voz de pregón en los sitios y forma acostumbrada en esta localidad, y por oficio que se dirigirá al Alcalde de Barrio o Aldea de Huertezuelas; y que con el fin de celebrarlo con un acto público y de manera que recaiga a la vez en beneficio de la clase pobre e indigente que tan necesitada se halla de recursos por la escasez de trabajo que experimenta la clase jornalera, se distribuyan mil quinientos panes entre todos los pobres de la localidad y de la expresada Aldea, cuya distribución se efectuará en el día de mañana por la Comisión especial que se elija con dicho fin, compuesta por el Sr. .Segundo Teniente de Alcalde Don Luciano Caballero Rivera y de los Señores Concejales D. Antonio Caballero Viveros, D. Antonio Ciudad Real y D. Tiburcio Ruiz Olmo; y por último que dicha limosna se consigne en el capítulo noveno, artículo tercero del presupuesto adicional que ha de formarse en un término breve".

Así quedó nuestro pueblo convertido en ciudad hace 102 años. Al pasar aquí esta tarde veníamos de un pueblo y ahora, al salir, nos encontramos en una maravillosa ciudad.

Que en estos días, por el aroma que se respira en sus calles, se adivina el tiempo presente. Huele la Semana Santa a cera, a la cal de las fachadas recién enjalbegadas, a los virulios, como aquí llamamos a nuestros clásicos barquillos y rosquillos de bote hechos en casa.

Esparcen también su aroma los distintos cocederos de pan, que alternan sus diarias cochuras con las de los típicos aceitados y las no menos magdalenas de papelillo, antes hechas de candileja.

En Calzada, la historia de las Hermandades está salpicada de una gran tradicionalidad y religiosidad, bastante notable desde sus épocas más remotas. Así, la Semana Santa de esta ciudad no sólo se ha conformado con manifestar la sacralidad propia de este período, sino que, ha desarrollado todo un folklore anexo que enriquece las manifestaciones culturales de esta localidad. Así, veremos cómo la fundación de los armaos va pareja a la creación de la primera Cofradía y de estos hechos surgen las famosas "Caras".

Por lo tanto, religiosidad y folklore caminan estrechamente unidos sin que podamos explicar uno sin el otro.
COFRADIA DE NTRA. SRA. DE LA SOLEDAD

MOTIVO DE SU FUNDACION.

Para ello tenemos que remontarnos a la década de 1710, en la que al parecer hubo un acuerdo conjunto entre el Cabildo Capitular de la villa y el Clero Parroquial, representado por el cura rector Don Ambrosio Girón y de Rivera del hábito de Calatrava, mediante el cual se reedificó, a extramuros de la Villa, una ermita destinada al culto de la Santísima Virgen, bajo la advocación de Ntra. Sra. de la Soledad, toda vez que a dicho recinto fue agregado con posterioridad la edificación que habitó la Comunidad de P.P. Franciscanos, que hubo en Calzada, y que es la dependencia que ocupa actualmente en el Patio de San Francisco (el Convento).

En consecuencia, se puede afirmar el gran papel que tuvo la Orden Franciscana en pos de la formación de Cofradías en esta ciudad, así como en el aspecto de enriquecer la imaginería de la Semana Santa. A dicha Comunidad, pues, se debe precisamente la fundación de la "Esclavitud de la virgen de la Soledad", que es a lo que en la actualidad se llama SECCION DE ESCLAVAS, y que la misma precedió a la fundación de la Cofradía propiamente dicha, al menos para la admisión de penitentes masculinos.

Hay que señalar, igualmente, que esta Esclavitud de la Virgen de la Soledad nada tenía que ver con las Cofradías de Semana Santa, al no existir ninguna de ellas. Estaba constituida, en cambio, la Cofradía de la Vera Cruz, cuyo principal objetivo era el de sacar en procesión e1 día de su festividad, tres de mayo de cada año, la cruz de la pasión y muerte de Cristo, la cruz de madera, de la que pendía un sudario blanco, sin clavos y sin corona de espinas ni demás atributos. Esta festividad tuvo un enorme esplendor en nuestra ciudad por el elevado número de fieles que, año tras año asistía con extraordinaria devoción, para venerar su Cruz de Mayo como se le llamaba, pudiendo decir que se mantuvo hasta hace aproximadamente un sig1o en que poco a poco fue desapareciendo.

Pero como quiera que los Padres Franciscanos, para conmemorar la pasión y muerte del Redentor, instituyeron en el Patio del Convento la representación de la oración del huerto de Getsemaní, con plantación de olivos incluida, la Cofradía de la Vera Cruz empezó a salir procesionalmente cada Jueves Santo, siendo estación obligada este Patio del Convento, donde tenía lugar la representación de la ceremonia del Prendimiento de Jesús, con la presencia de otros cofrades que encarnaban a la soldadesca romana, y que son los "armaos" de hoy, por lo que se puede sacar la consecuencia de que el prendimiento "a lo vivo" que cada año se celebra en dicho Patio del Convento, no solamente data de muy antiguo, sino que fue el origen de todas las Cofradías de la Semana Santa de Calzada de Calatrava, porque en lo sucesivo la Cofradía de la Vera Cruz se fusionaría con la Esclavitud de la Virgen de la Soledad y cuyo resultado sería la realidad viviente de hoy.
COFRADIA DE NTRO. PADRE JESÚS NAZARENO
La fecha en que se fundó la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno no se ha podido averiguar al no disponer de datos fidedignos de los primeros años de su existencia. Al parecer, estuvo algunos años destronada al producirse una escisión entre los miembros rectores, hasta que en la primera década del siglo se impone la razón y se lleva a cabo una reorganización profunda y eficaz con tal de lograr una Cofradía digna de la Semana Santa de Calzada.

Los primeros años fueron de una auténtica austeridad, puesto que las túnicas de los penitentes lejos de ser veludillo o terciopelo, como lo son actualmente, lo fueron de estambre morado y en lugar del cíngulo dorado de hilo de oro, eran cíngulos de esparto.

Mediante un desembolso de 300 ptas. (cantidad bastante elevada a principios de siglo) de los no privilegiados, todos tendrían ya los mismos derechos para llevar las andas de las imágenes, que se haría por sorteo unos días antes de la Semana Santa; se especificaba con claridad en los estatutos que no se concretaría cuál de las andas era, sino una de ellas, y que, en el caso de no ponerse de acuerdo, sería el Hermano Mayor el que haría la designación entre los cuatro, por razones de estatura.

Uno de los utensilios propios que más caracteriza a los nazarenos es la "Bocina", que durante las noches de Cuaresma se saca por las calles anunciando la proximidad de la Semana Santa; el significado se refiere a las largas trompetas que, al parecer, sonaban cuando llevaron a Jesús al monte Calvario para su crucifixión. Paralelo a la bocina, que sale casi todas las noches de Cuaresma, va el PECADO MORTAL, que sale todas las tardes desde el Miércoles de Ceniza a Miércoles santo, es decir, durante toda la Cuaresma. Esta costumbre es muy antigua y ya hay datos de principios del siglo actual en que se venía haciendo y van dando las voces diciendo: "UNA LIMOSNA PARA LAS ALMAS QUE ESTAN EN PECADO MORTAL, PARA HACER BIEN Y DECIR MISAS".

Antiguamente iba acompañada la que hacia la promesa de una señora o señorita de las que mejor sabían cantar. Y cuentan los viejos, y esto lo decía uno con muchas canas y lágrimas en los ojos, que quien haya visto y oído cantar a la bella moza calzadeña desde cualquier esquina no sabría decir si rogaba o lloraba, si cantaba o suplicaba, si realizaba una promesa o cumplía un voto. Eran versos que brotaban dulces y espontáneos de sus labios, humedecidos por el dolor. Pero los cantos de esta tradición se han perdido, y sólo queda el sonido de la campanilla.
COFRADIA DE LA SANTA CENA

Su fundación se debe a un sueño de un grupo de calzadeños, entusiastas de su Semana Santa, que un buen día de 1956 proyectaron en Madrid la construcción de una ermita para hacer romería y que en dicho lugar, en la ermita, se rindiera culto a la Virgen del Valverde y a la Virgen de la Esperanza, que habría de ser filial de la Santa Cena. Y se hicieron proyectos para la construcción de la ermita, pero la realidad es que ésta no se llegó a construir, y la Cofradía de la Santa Cena siguió adelante, pero la de la virgen de la Esperanza se quedó en buenas intenciones.

La Santa Cena no tuvo buena acogida al principio, alegándose que la fundación de una nueva Cofradía iría en perjuicio de las demás y que lo que se tenía que hacer era conservar y ampliar las que ya se tenían. El caso es que un poco contra viento y marea se fueron confeccionando las capas y fajines para que todas fueran del mismo género, trayéndose el paso con sus trece figuras.

Desde el primer momento fue deseo de la Junta Directiva, promotora de la fundación, celebrar la procesión a la caída de la tarde, pero con motivo de las reformas litúrgicas llevadas a cabo por Su Santidad el Papa fue preciso ponerla a las once de la mañana, para de esta manera poder celebrar los divinos oficios de "IN CENA DOMINI" por la tarde y a continuación el Prendimiento.

Coincidió este año de 1957 con el primer pregón de la Semana Santa, celebrado el once de abril a las siete de la tarde en el cine Calatrava, manifestación importante como acto cultural, en el cual se hizo mención de las costumbres típicas de la Semana Santa de Calzada de Calatrava. Este pregón fue pronunciado por el prestigioso abogado Don Carlos Calatayud Gil, Delegado provincial del Ministerio de Información y Turismo.

Para los que lo desconocen, advertiremos que esta Cofradía de la Santa Cena no toma parte en ninguno de los restantes actos de la Semana Santa, ni aún en los del Domingo de Ramos y Domingo de Resurrección.
Últimamente esta procesión de la Santa Cena sale sobre las 12 de la mañana; hacen su salida de la ermita de Nuestra Señora de la Soledad, con el incomparable conjunto escultórico de la santa Cena.

Su número de penitentes en la actualidad es de 235.
COFRADIA DE LA VIRGEN DE LA ESPERANZA

En 1957 estuvo proyectada su fundación como filial de la Santa Cena, pero no pudo llevarse a cabo porque fue deseo de la directiva distribuir las capas gratuitamente a sus cofrades, que vestirían túnica blanca, fajín y capa de color verde oscuro, y habría de ser en 1985 cuando saliera procesionalmente, al haber sido fundada de manera legal el año anterior.

Los fundadores han nombrado la junta directiva de la Cofradía a base de personas activas y entusiastas de ambos sexos.

La procesión sale a las 8 de la tarde del Miércoles Santo. La imagen titular es producto de la imaginería manchega, puesto que su autor reside en Ciudad Real.

Añadamos, finalmente, que la Cofradía cuenta en estas fechas con 514 penitentes, con lo cual se ha integrado plenamente dentro de las Hermandades de nuestra Semana Santa.
COFRADIA DE LA SECCION DE ARMAOS

Esta formación pseudo-militar que dependía desde tiempo inmemorial (siglo y medio o dos) de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, se independizó por cuenta propia en 1982, constituyéndose en una nueva Hermandad llamada "COFRADIA DE LA SECCION DE ARMAOS".

La idea surgió del entonces capitán-ordenanza Don José Miñaca Gutiérrez, pues ahora sólo tiene el cargo de Ordenanza, que lleva leyendo el Parte durante 36 años.

Consumada la autonomía, la Cofradía ha conseguido elevar el número de hermanos de 29 a 385 en 1997 y ha establecido una cuota anual de 300 ptas. para correr con los gastos de nuevas armaduras, reparación de las mismas y otras actividades.

Actualmente, la Junta General reúne a todos los cofrades, teniendo una de las funciones principales, nombrar a la Junta Directiva, para que los dirija.

La Jerarquía de puestos es la siguiente:

1. PRESIDENTE

2. VOCALES EN NÚMERO DE 14 ó 15

3. CAPITÁN

4. TENIENTE ABANDERADO

5. ORDENANZA, que no se puede cambiar, es el que reúne a la Junta General.

En realidad, los que tienen más poder de decisión, encargándose de la administración de los fondos, son el Presidente y el Ordenanza.

TERMINACIÓN.

La Semana Santa calzadeña, en fin, es un tríptico emocional de piedad, arte y paisaje.

Sus trozos urbanos más señeros, como la esquina de la Tercia, la Plaza de San Sebastián, la Plaza de España, el Patio de San Francisco y hasta sus callejas más recoletas y silenciosas ofrecen un marco inigualable para el desfile anual de tan ricos cortejos.

Al fin y al cabo una oración a la Virgen de la Soledad o una saeta de desgarradora letra a Jesús atormentado no puede ser en Semana Santa más que eso, una auténtica oración de hondo sabor popular.

Calzada, en suma, no olvidemos que es parte de esa incomparable "mancha" que llega a convertir la plegaria en canto, cuando su alma está jubilosamente en paz con Dios.

Y decir por último que hay que jugar a las caras, para complementar una buena Semana Santa.

Hasta siempre, amigos

Baldomero Fernández Gómez

 
panoramica