Oficina de Turismo

Calle Constitución, nº 13 (P.Baja)
C.P. 13370 Calzada de Calatrava
CIUDAD REAL (ESPAÑA)

TLF: (+34) 926 26 21 20
FAX: (+34) 926 26 21 20

Paisajes de Calzada

P1102108.JPG

Dirección y Contacto

Plaza de España, nº 1
13370 CALZADA DE CALATRAVA
Ciudad Real (España)
Tel.: (+34) 926 875 001
Fax: (+34) 926 875 110

Pregón 2002 PDF Imprimir E-mail
Jueves, 04 de Junio de 2009
Juan Fco. de la Calle Perea.

Buenas tardes:

     Queridas autoridades, Sr. Alcalde, Sr. Párroco, Cofradías - Hermandades, Junta PRO Semana Santa, queridos paisanos, queridos todos amantes de esta Semana Santa, que es la de nuestro gran pueblo Calzada de Calatrava.

    Cuando hace aproximadamente 2 meses me comunicaron la posibilidad de ser el Pregonero de Semana Santa pensé que no debía poner inconveniente alguno, ya que, si bien, estoy convencido de que existen otras personas más idóneas, al tratarse de Calzada, no podía negar mi humilde colaboración, porque como bien sabéis los que me conocéis, siempre he estado dispuesto a poner mi "granito de arena" en las cosas de nuestro pueblo, por ser y sentirme orgullosamente calzadeño.

     Hablar de Calzada o mejor dicho de la Semana Santa de Calzada de Calatrava, esto es lo que creo que debo hacer, por eso estoy aquí y por ello lo voy a hacer con el mayor cariño del mundo.

     Allá por los años 1954-55, yo nací en 1946, o sea tenía 8-9 años, empecé a vivir la Semana Santa saliendo ese mismo año en la Banda de Música, yo tocaba entonces el clarinete, y recuerdo que unos meses antes, o sea, en las fiestas de septiembre del año anterior fue cuando me comunicó el Director-Maestro de la Banda, D. Antonio Izquierdo, que e.p.d., que iba a empezar dando el pasacalles de la Virgen de los Remedios, para posteriormente salir en el Cristo del Sagrario y después en la fiesta de nuestro patrón, el Santísimo Cristo Salvador del Mundo.

     Pero como ya he dicho antes, llegó la Semana Santa, recuerdo, yo muy pequeño, que generalmente el gasto, la invitación, se hacía en casa de los Hermanos mayores de las Hermandades, que como bien sabéis, solo existían Jesús de Nazareno y Virgen de la Soledad, los negrillos y los blanquillos respectivamente; después, si no me falla la memoria, 2 ó 3 años más tarde, allá por el 56 ó 57, se creó la Hermandad de la Santa Cena y más tarde, en el año 1989, se sumó la Virgen de la Esperanza.

     Con los pocos años que tenía, recuerdo con cariño toda la Semana Santa si bien, voy a hacer mención de algunos momentos vividos.

     De los días antes de Semana Santa, el Jueves de Dolores era un día importante para todos, pero más aún para los chavales, que salíamos con nuestros profesores; yo, aunque un poco tiempo , tuve de profesores a S. Ramón y a su hermana Bruna, que e.p.d.. Mis años de colegial fueron en las Escuelas del Convento, donde como algunos recordaréis, tuvimos la suerte de tener a dos grandes maestros -educadores, que eran D. Félix Vizoso y D. Miguel Marín, ellos estaban en la parte de arriba, y abajo, por aquella época, estaban D. Saturnino y D. Evaristo.

     Después del Jueves y Viernes de Dolores, ya nos centrábamos en el Domingo de Ramos, y como dice el refrán: "En el Domingo de Ramos quien no estrena no tiene manos"; yo recuerdo jerseys, chaquetas, etc., era una gran ilusión, y por ello presumíamos cada uno de nosotros de los que habíamos estrenado. Más tarde, todos a participar en la Bendición de las Palmas y en la procesión del "Borriquillo", que decíamos.

     Ya metidos en la Semana Grande, en la Semana Santa, llegaba Miércoles Santo, y qué maravilla era, es y será d.m. ver y/o participar en la "procesión del Silencio", qué sonido más especial y único era y es oír la bocina y el tambor antes y después de cada estación del Viacrucis, que a lo largo de la procesión se va rezando y meditando.

     Del día siguiente, o sea, del Jueves Santo, a ninguno de los calzadeños se nos puede olvidar cuando todo el pueblo iba caminando hacia el convento, Patio de San Francisco, para estar presentes en el momento del "Parte", que magistralmente relataba el amigo y ejemplar armao José Miñaca, anteriormente el Peluso, si mal no recuerdo, y también para posteriormente oír el Sermón del Prendimiento que precedía a la correspondiente Procesión.

     Otra cosa que recuerdo es que después de la procesión del jueves, en mi época de músico, como antes señalé, nos solíamos ir a casa de Dionisio, el cabo de los Serenos, y junto con su hijo, que tocaba la trompa, pasábamos la noche jugando a las cartas y tomando lo que fuera necesario para aguantar hasta el viernes por la mañana a las 5 y media, que era la hora que nos citaba el Maestro para dar el correspondiente pasacalles antes de empezar el Sermón de Pasión, previo a esa procesión preciosa y emotiva que lleva su nombre. De aquella cuadrilla que nos juntábamos recuerdo, además de "Pisito" , el hijo del Cabo de los Serenos a Jesús el pintor, y a Pepe el Fino,a Pepe el de Gabrielillo, a Vicente Roncero, a Pedro Tetilla, a José Gasques, a Pedro Patarra, a Mariano, etc..., y de una forma especial a dos Pedros que ya no están con nosotros, que son Pedro el Pando y Pedro el Terri, los cuales, como sabéis, murieron muy jóvenes, hace ya varios años.

     Pasando ya al Viernes Santo, me vais a permitir que recuerde a mi padre, q.e.p.d. negrillo desde siempre, que aunque falleció hace más de 33 años, parece que todavía lo estoy viendo en la procesión de por la mañana, junto con mi tío Manolo, Diego el Ros, Rafael el Estrecho, Jesús el Carpintero, Julián Patios, etc.,etc..., algunos de los cuales ya nos dejaron para siempre, y todos con su correspondiente cruz.

     Y aunque no quiero detenerme con más recuerdos, no puedo pasar sin mencionar, de forma especial, esas preciosas procesiones del Santo Entierro, de la Virgen de la Soledad y la del Encuentro de la Virgen como Madre con su Hijo Resucitado.

      También quiero hacer referencia a las Procesiones de la Virgen de la Esperanza, los verdes, y la de Santa Cena, los coloraos, a cuyas respectivas Juntas Directivas hemos de valorar muy positivamente, ya que a pesar de las dificultades que han podido existir año tras año, aquí siguen con ilusión y poniendo su esfuerzo para dar el mayor realce posible a nuestra Semana Santa.

     De los "Armaos", solo digo que toas las Semanas Santas, pero en especial la nuestra, sin los "Armaos", sin nuestros queridísimos "Armaos", no sería igual; esas armaduras bien puestas y uniformadas, esas picas, esas cornetas y tambores, son imprescindibles para conseguir una mayor vistosidad de la Semana Santa.

     Bueno, he hecho un repaso a cosas de mi infancia y juventud, pero como creo que todos estamos convencidos de que tenemos una gran Semana Santa, y, además así lo sentimos, voy a lo que debe ser para todos nosotros, si nos sentimos cristianos.

                                           SEMANA SANTA, PASIÓN MUERTE Y RESURRECCIÓN DE JESÚS

     Recientemente leí en un periódico la propuesta que para la Cuaresma del año 2002 nos hacia el Papa, nuestro Papa Juan Pablo II, y que se resumía así: La Cuaresma, ¿qué es la Cuaresma?. Al hacerle esta pregunta , él contestó:

     "La Cuaresma son 40 días que tenemos los cristianos para convertirnos en testigos del Amor de Dios ante la gente". Y añadía y lo simplificaba: "La Cuaresma son 40 días para amar a tope ".

     Contemplando y meditando estas respuestas, un cristiano del año 2002 o mejor dicho nosotros cristianos calzadeños, que vemos, nos gusta y nos emociona nuestra Semana Santa, ¿cuántos días, horas, minutos o incluso segundos amamos de verdad ?. Cada uno tenemos nuestro corazoncito y el de distintos momentos de nuestra vida, seguro que Jesucristo nos ha interpelado y hemos sentido su mano, su palabra, su ayuda.

     Posiblemente en momentos íntimos con Dios, en épocas de sufrimiento, de enfermedad, viendo la imagen de Jesús e incluso la de su Madre, la Virgen en las distintas procesiones , nos hemos emocionada y le hemos prometido cambiar o nos hemos comprometido con nosotros mismos a ver las cosas como son, no como nos gustaría que fuesen, a actuar como hombres de fe, como cristianos responsables, no como personas cómodas que nos da igual lo que pasa a nuestro alrededor o lo que ocurre a los demás; no cabe duda que los cristianos calzadeños, que nos gusta ver y participar en la Semana Santa, hemos sentido esta atracción por Jesús, ese deseo de mejorar cada día e incluso de verdad, de verdad, de amar, como ha dicho el Papa.

                                                                    JESÚS CONDENADO A MUERTE

     Es la primera estación del Vía Crucis, es cuando Jesús empieza su peregrinar, su Pasión. Quizá hayamos asistido varias veces a un Viacrucis, incluso unos más que otros, habremos meditado sobre su significado, pero yo, reflexionando en voz alta, cuando escribía estas palabras me decía a mi mismo: "próximamente d.m. llegará la Semana Santa y será una más de las Semanas Santas que he vivido desde que nací ".

     Entonces me pregunté: " ¿por qué no me paro a pensar de verdad, lo que es y lo que debe ser la Semana Santa para mí que soy y me siento cristiano?.

     Contestando esta pregunta, me convencí de que vosotros , igual que yo, tenemos, apartir de hoy, de ahora mismo, la posibilidad de vivir, gracias a Dios, una Semana Santa algo distinta a las anteriores, quizá sin cambiar mucho, quizá sin mucho esfuerzo, pero sí con más alegría, no sólo en el "charco", en los bares, e incluso en las "caras", cuando ganamos, que está muy bien, y como sabéis a mí me encanta, y además también participo. Probablemente con familiares, vecinos, con determinadas personas allegadas que nos caen menos bien, hemos de empezar cambiando nuestra forma de ser y de actuar, para Cristo las cosas pequeñas también cuentan y posiblemente a la mayoría de nosotros nos está pidiendo en es Semana Santa cosas de este tipo, que no tengamos mal genio, que desaparezca el rencor, que nosotros los maridos, igual que vosotras las mujeres o incluso los más jóvenes, los hijos, actuemos con cariño o por lo menos que no lo hagamos con egoísmo y comodidad. Y por qué no decirlo, creo que, igual que muchas veces vibramos viendo o participando en una procesión, también nos encontraríamos muy a gusto pasando y estando en la Iglesia unos minutos, en los momentos claves de la Semana Santa.

     Permitidme recordar a una persona que ya no está entre nosotros, falleció ahora hace 2 años, que irradiaba alegría y que disfrutaba participando en los Actos Religiosos, sintiendo como verdadera cristiana la Semana Santa, ella era un ejemplo para todos. Me refiero a Rosalía Tena, pregonera que fue de nuestra Semana Santa y esposa de nuestro pisano, querido amigo y buen negrillo, Salvador A. García de la Parra y Ciudad, para todos Ángel Patios.

     En fin, no quiero sermonear, porque para ello, con el mejor sentido de la palabra, están los sacerdotes, pero SÍ me atrevo a decir que preparando este pregón, he sentido la sensación de llamada, para actuar más en cristiano.

     Posiblemente a muchos de vosotros se os ocurrirá, pero os invito a que hagáis lo que yo, recordad a través de la lectura del Viacrucis, la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, meditemos sobre ello; yo, una vez más me he dado cuenta de que cuando cualquier persona, sea familiar, amigo, conocido o incluso sin saber quien ha sido, nos ha favorecido en algo, hemos corrido a agradecer lo que por nosotros ha hecho, y eso está muy bien, pero en cambio me olvido y, posiblemente a vosotros también os ocurra lo mismo, de que quien más ha hecho por nosotros ha sido el mismo Jesús, que siendo hombre igual que nosotros, sufrió e incluso murió para salvarnos y es posible que todavía esté esperando nuestra respuesta.

     Pensemos en las cosas de Dios, las personas de este año 2002, hombres, mujeres, de más o menos edad, no debemos avergonzarnos por pensar, sentir y actuar en cristiano.

     Ánimo a los jóvenes para que sigan los pasos de sus mayores y a todos GRACIAS por haberme escuchado.

VIVA NUESTRA SEMANA SANTA DE CALZADA DE CALATRAVA

 
panoramica