Camino del Calvario Imprimir
Martes, 13 de Enero de 2009

El reverso estaba muy sucio y conserva la estopa original y parte de uno de los tres travesaños.

Hay zonas de la capa pictórica casi pérdidas. Por ejemplo, uno de los personajes, en el grupo de la izquierda, del que apenas se adivina un ojo, siendo el producto de una antigüa limpieza excesiva.

 

 

 

 

La túnica de Jesucristo aparecía en un tono tierra, un barniz grosero, ligeramente pigmentado, bajo el cual apareció tras la limpieza y sobre una capa de laca roja, un pigmento azul al temple de huevo, ganando la representación en contraste de color ya que se trata de la figura central.

La reintegración cromática se ha realizado con acuarela, un barnizado intermedio con brocha, con resina de dammar. El retoque, con pigmento al barniz y un barnizado final, de protección, con resina dammar en pulverización.